Type to search

Al Qaida persiste en atacar a los EEUU en su territorio

GB Geo-Blog

Al Qaida persiste en atacar a los EEUU en su territorio

Entre el día de Navidad de 2009, cuando el nigeriano Umar Faruk Abdulmutallah intentó morir matando como suicida en un vuelo con destino a Detroit, y la semana pasada, los yihadistas salafistas de Al Qaida no han cejado en buscar la manera de volver a atacar a los EEUU en su territorio. Para franquear la barrera natural del Océano Atlántico, y la artificial de los múltiples sistemas de seguridad existentes a un lado y otro de dicha masa marina, utilizan la imaginación y aplican la persistencia. Es evidente que van a seguir intentándolo y los servicios de seguridad y las agencias de inteligencia tienen que ser aún más imaginativos que los terroristas para anticiparse, a ser posible, a estos.

Recordemos ahora a aquellos paquistaníes que pretendían a fines de 2006 provocar un nuevo 11 de septiembre, o a ser posible algo peor, haciendo caer aviones en tránsito desde el Reino Unido hacia los EEUU y Canadá haciendo estallar líquidos transportados por pasajeros suicidas en su equipaje de mano. Desde entonces los aeropuertos occidentales, sorprendentemente los del Magreb y otras latitudes del mundo islámico como es Asia Central no son tan exigentes al respecto, imponen severos controles a la cantidad de líquidos que podemos llevar en cabina. Aquello también fue imaginación, y en aquel caso la buena labor de los servicios de seguridad y las agencias de inteligencia británicas fueron eficaces en términos preventivos. Ahora, los explosivos encontrados la semana pasada en dos vuelos de transporte y no de pasajeros, que procedentes de Saná se dirigían a Chicago, fueron localizados gracias a que un antiguo preso de Guantánamo habría filtrado la información a los servicios saudíes. Pero imaginemos por un momento que esto no hubiera ocurrido, o que no se hubiera podido abortar el proyecto de 2006, o que Abdulmutallab hubiera sido capaz de burlar la atención de un héroe anónimo que descubrió sus intenciones y propició su detención. En dichos escenarios, que Al Qaida seguirá buscando con ahínco, sería posible acallar a quienes llevan ya tiempo diciendo que lo de Al Qaida es poco menos que historia.

En realidad Al Qaida se está haciendo con el control de la situación, o puede lograrlo en poco tiempo, en escenarios como Yemen y Somalia, en el norte de Malí y en partes de Mauritania, o en santuarios no recuperados sino más bien nunca perdidos en las provincias paquistaníes administradas federalmente, las célebres FATA, entre otros rincones del mundo. No hace falta que Al Qaida se haga con el control de un Estado, algo por otro lado altamente improbable, para que la demos como ganadora. Si es capaz de cometer 40 ataques terroristas relevantes en lo que llevamos de 2010 en Yemen es porque está fuerte, y si además puede utilizar Yemen para entrenar a Abdulmutallab, para provocar una radicalización en un comandante del Ejército de los EEUU que le llevó a disparar indiscriminadamente contra sus compañeros en Fort Hood, o para dinamizar a otros individuos y grupos a intentar ataques de todo tipo dentro y fuera de esa región es porque no está en declive.

Recordemos además otro frente como es el del Magreb y el Sahel. Al Qaida en las Tierras del Magreb Islámico, AQMI, ha logrado hacerse con unos 50 millones de euros en los últimos cinco años gracias a los rescates obtenidos de los secuestros de ciudadanos occidentales. Actualmente tiene en su poder a 7 rehenes, cinco franceses, un malgache y un togolés, y de ellos obtendrá también beneficios. Si conocen el Magreb y el Sahel sabrán lo que se puede conseguir con tanto dinero, y no sólo en términos de activismo terrorista alimentando arsenales y redes logísticas sino también en clave de corromper a muchas personas. Estas verán cada vez más lucrativo el negocio de los secuestros, y lo alimentarán contribuyendo con ello a reforzar la maquinaria terrorista. El Centro Africano de Estudios y de Investigación sobre el Terrorismo, el CAERT, que tiene su sede en Argel y pertenece a la Unión Africana, es especialmente dinámico en el estudio de estos temas, y bueno es que nos apliquemos para que luego no nos sorprenda una amenaza terrorista que se refuerza día a día mientras algunos cantan victoria sobre ella basándose no se sabe muy bien en qué análisis para ello.

The opinions expressed in this blog are personal and do not necessarily reflect the views of Global Brief or the Glendon School of Public and International Affairs.

Las opiniones expresadas en este blog son personales y no representan necesariamente los puntos de vista de Global Brief o de la Glendon School of Public and International Affairs.

Categories:
Tags:

You Might Also Enjoy This in GB

Leave a Comment

Next Up