Homofobia beisbolera

October 3, 2012     
17 people like this post.

.
Yunel Escobar, parador en corto de los azulejos de Toronto, recientemente se vio envuelto en la polémica. La razón: haber saltado al diamante con ojos negros inscritos con la frase “TU ERE MARICON”. La respuesta de los colectivos homosexuales y de derechos humanos de Toronto no se hizo esperar y condenaron, justamente, al pelotero cubano. Su airada reacción se entiende en buena medida por la traducción que hicieron de dicha frase los medios canadienses: “You are a faggot”. En su defensa Escobar alegó que no intentó lastimar a nadie y que la palabra maricón no es necesariamente ofensiva en su natal Cuba.
.
Sin disculpar a Escobar, me parece que su defensa es atendible: “faggot” no es traducción fiel de “maricón”, al menos no en español mexicano (me permito recordar aquí que México es por mucho el país con más hispanohablantes en el mundo). En efecto, el Oxford English Dictionary define ‘faggot’ como un coloquialismo norteamericano para designar a un hombre homosexual; mientras que la Real Academia define ‘maricón’, en su primera acepción, como un hombre afeminado, de poco ánimo y esfuerzo. Así pues el inglés ‘faggot’ asocia el insulto a la preferencia sexual, en tanto que el español ‘maricón’ lo asocia principalmente a la supuesta debilidad del género femenino.
.
De todo ello cabría concluir que la homofobia adopta carices distintos en nuestro continente de acuerdo al contexto cultural de que se trate: en la América anglosajona pareciera que existe una fobia a la homosexualidad misma, mientras que en Latinoamérica la fobia más bien sería a sus formas externas. Dicho de otra forma, en EUA y Canadá se toleraría a un tipo amanerado siempre y cuando vaya a la iglesia y este casado; en tanto que en nuestros países se toleraría a un tipo que tenga relaciones con otros hombres siempre y cuando ingiera bebidas destiladas, le guste el futbol, y hable golpeado. Pareciera, pues, que la homofobia en EUA y Canadá tiene una base religiosa de orígenes puritanos, mientras que en Latinoamérica una base social-convencional en la cual el machismo está fuertemente acendrado.
.
En todo caso, vale señalar que en cualquier contexto cultural la homofobia debe entenderse como un vicio oscurantista y prejuiciado, y aquellos que incurren en él, como Escobar, deben ser condenados sin ambages.
.
Caveat lector: The opinions expressed in this blog are strictly personal, and do not necessarily reflect the views of Global Brief.
Advertencia: Las opiniones expresadas en este blog son estrictamente personales y no reflejan necesariamente las posiciones de Global Brief.
Share and Enjoy:
Print This Post | Send to a friend




4 Responses to “Homofobia beisbolera”

  1. tina on October 3rd, 2012 6:08 am

    Very interesting Alejandro.

  2. JP on October 3rd, 2012 6:46 am

    Las ligas profesionales en USA y Canada usualmente no toleran este tipos de situaciones.

  3. Raúl Ojesto on October 3rd, 2012 4:51 pm

    No será la primera vez que una figura pública provoque un escándalo por alguna conducta excéntrica, desenfrenada o al menos poco meditada. Creo que la condena al shorestop (México es el país con más hispanohablantes del mundo, así que debe ser correcto llamarle así) es un tanto desproporcionada. Dejemos en paz al pobre Escobar: su pintura facial es lo suficientemente ridícula como para que encima la prensa y asociaciones de derechos humanos y homosexuales le hagan la vida imposible. Ya denle chance.

    El término “maricón” es indiscutiblemente denostativo, ya sea en México, Cuba o España, y “faggot” es una traducción muy aproximada. Sin embargo, interesantemente el término podría llegar a ser más ofensivo para alguien con preferencias heterosexuales que para un homosexual. Más aún, muchos homosexuales se tildan a sí mismos de “maricones” con gracia, ironía y por qué no, con valentía y orgullo. Es también interesante el comentario del autor acerca de lo que implica la “mariconería” en las sociedades hispanas y anglosajonas. ¿Eso quiere decir que no hay bronca si un hombre se presenta a misa a un templo evangelista en Alabama vistiendo falda?

    Todo el asunto me recuerda un chiste: dos compadres bigotones machos mexicanos están embriagándose en la cantina, rememorando todas sus experiencias compartidas. Al final, llegan a la conclusión de que lo único que no han hecho juntos es tener relaciones sexuales, y acuerdan hacerlo. Ambos se van a un callejón detrás de la cantina. El primero toma su turno y sodomiza al otro. Después intercambian roles y el segundo, al terminar, le da un beso en el hombro al primero, que indignado le dice:
    -¡Órele, compadre, no sea puto!

  4. Mario García Magos on October 4th, 2012 1:15 pm

    Como dirían en la tele: ¡¡¡Cosas de la vida!!!





Spam Protection by WP-SpamFree

<< back to blogger