Violencia y estridencia en México

November 22, 2011     
17 people like this post.

Hace una semana un conocido comentarista mexicano afirmaba en su columna editorial que en los últimos años México había experimentado un “retroceso civilizatorio”. Entendiendo a la civilización, según después aclaró, como el “proceso para instaurar mecanismos de autocontrol en la gente a fin de limitar la agresión espontánea con las armas y el cuerpo”. De entrada su afirmación me pareció una exagerada generalización, pues si bien es cierto que la frecuencia e intensidad de la violencia criminal en el país ha ido a la alza ¿se puede concluir por ello que los mexicanos en general somos hoy más violentos? Mi intuición me dice que no, que en todo caso nos relacionamos hoy de forma más civil, pero ¿cómo demostrarlo? ¿Qué variable nos podría dar una medida más justa de la violencia en una sociedad? Sin descartar otras opciones propongo fijarnos en los niveles de violencia intrafamiliar: si la familia es la base de la sociedad sus dinámicas internas reproducirían necesariamente los valores sociales predominantes. En México, de acuerdo a la primer Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2003 levantada por el INEGI, el 44.2% de las mujeres casadas o amancebadas sufrieron incidentes de violencia por parte de su pareja en los doce meses anteriores. Esta cifra, sin embargo, se redujo en tres años al pasar a 40% en la ENDIREH 2006. No existen datos para 2009. Viendo estas cifras ¿podemos concluir que los mexicanos somos menos violentos hoy que hace unos años? No. Lo que sí podemos concluir es: 1) que las sociedades no evolucionan unidireccionalmente, y 2) que es perfectamente posible que en una sociedad la frecuencia e intensidad de la violencia criminal aumente y al mismo tiempo sus miembros en general interactúen de forma cada vez más civil. Frente a una realidad tan contradictoria el análisis social debe hacerse con finura y alejarse lo más posible de la estridencia mediática.

2901892841_437aaaaaf4_m

Caveat lector: The opinions expressed in this blog are strictly personal, and do not necessarily reflect the views of Global Brief.
Advertencia: Las opiniones expresadas en este blog son estrictamente personales y no reflejan necesariamente las posiciones de Global Brief.
Share and Enjoy:
Print This Post | Send to a friend




11 Responses to “Violencia y estridencia en México”

  1. Antonio Ortega Quevedo on November 22nd, 2011 5:04 pm

    El factor para medir la violencia es totalmente subjetivo, la violencia vivida en el país durante este fallido sexenio panista no involucra a la mayoría de la sociedad, es una cuestión de EDUCACIÓN. Sería pretencioso relacionar la violencia social con la violencia del narco. Sería pretencioso el suponer que la violencia que ha traído el narcoterrorismo y la guerra fallida del narco haya afectado la formación dentro de las familias mexicanas con un ápice de educación. Son pues episodios totalmente separados de una penosa realidad, donde la sociedad construye sus valores propios en familia (o los destruye según sea el caso) y otra la vivida por la narco guerra lanzada ineptamente por un gobierno acéfalo. Un ejemplo de éste par de situaciones es el siguiente: si al niño lo educan adecuadamente y vive en un entorno armonioso difícilmente caerá en consumo de drogas… si este niño vive en un entorno viciado de una familia disfuncional es altamente probable que caiga al consumo de estupefacientes. Es un razonamiento sencillo pero lógico, que el gobierno en su ineptitud no tuvo capacidad de ver puesto que la guerra que se debió haber dado era en el rubro de la educación… no poniéndole muertos a los gringos atascados de cocaína…

  2. J Pablo on November 23rd, 2011 10:10 am

    El autor hace una equivocada interpretacion de los datos , para hablar en terminos mas llanos y escolares esta mezclando peras con manzanas. El indicador por excelencia para medir la violencia de un pais es el numero de muertos por cada 100,000 habitantes., cualquier otra variable no puede ser indicativa de como ha evolucionado este pais para MAL.

    Basandose solo en un dato positivo, la reduccion de la violencia contra las mujeres el autor hace una generalizacion y una interpretacion obsequiosa del terrible desempeño de Calderas. Los invito a que vean la grafica correspondiente a este link , misma que habla por si misma.

    http://www.americaeconomia.com/analisis-opinion/debe-el-nuevo-presidente-de-guatemala-seguir-la-estrategia-de-mexico

    DIGAN NO ¡¡ A LA REPUBLICA DE LA MUERTE ¡¡¡

    DIGAN SI ¡¡ A LA REPUBLICA AMOROSA ¡¡

  3. Marina on November 23rd, 2011 10:16 am

    Estoy totalmente de acuerdo con Antonio, la violencia va de acuerdo a los valores, ambiente y educacion de cada familia aun por eso no se puede asegurar que en su madurez llegue a cambiar esto dependiendo de el ambiente, circunstancias en el que uno se desenvuelva.

  4. Antonio Ortega Quevedo on November 23rd, 2011 3:58 pm

    Agradezco la adhesión de la Srita. Marina a mi comentario… queriendo dejar claro que aunque soy crítico del gobierno tampoco estoy a favor de un trapecista político de la nula izquierda mexicana. He dicho.

  5. Antonio Ortega Quevedo on November 23rd, 2011 4:02 pm

    Como creérle a un tipo que manda al diablo las instituciones y luego nos habla de amor dándose casi de besos con López Dóriga????

  6. Nueve on November 23rd, 2011 5:19 pm

    Nueve, Nueve…………..Nueve hablando , : les recuerdo a todos, que los hombres cambian con los años, y si ustedes no han cambiado con los años,, la pura neta me dan lastima …..pobrecillos …..

    El tal Antonio , escribe como si fuera empleado de gobierno que quiere quedar bien con su patron..,

    Y el tal J Pablo ( Que ni su nombre completo se atrevio a poner ) parece como si fuera un politicamente correcto pagado por la izquierda …..

    Cuando este pais llegue a 200, 000 muertos no se sorprendan…..se las paso al costo a los Antonios y a lo J Pablos…….

  7. Raúl on November 25th, 2011 12:08 pm

    Comenzaré por decir que el título del post está cargado de la misma estridencia que el autor acusa en otros medios. Coincido con JP García en que la violencia no se mide con familias sonrientes, sino con cadáveres, aunque hay otros factores que también deben tomarse en cuenta.

    Considero que la definición de civilización incluye la autolimitación de las pulsiones agresivas de los ciudadanos, aunque no puede reducirse a decir que somos más o menos civilizados en la medida en que vayamos por la vida soltando garrotazos a cualquiera que nos provoque irritación. Hay muchas formas de violencia no corporal, desde un policía que impone un soborno a un automovilista (violencia estado-ciudadano), hasta una persona que impone cubetas con cemento para evitar que otros estacionen su auto en una sección de la vía pública que dicha persona asume, ilegítima e infundadamente, como de su propiedad (violencia ciudadano-ciudadano). And everything in between.

    Este tipo de violencia no da señales de ir a la baja. Coincido con el autor, en todo caso, en que las sociedades no evolucionan unidireccionalmente. Podría hablarse de una multidireccionalidad, pero lo que compete en este caso es la lastimosa bidireccionalidad de la evolución de la sociedad mexicana: los ricos se hacen más ricos, los pobres, más pobres, los violentos, más violentos, los mansos… más impotentes.

    Sin embargo, la exacerbación de la psicología de la violencia, causada en buena medida por la miopía, la ineptitud y la naturaleza aguerrida del actual gobierno (que por cierto contrasta fuertemente con su supuesta orientación cristiana), hacen pensar que un estallido social, como los que se dieron hace exactamente un siglo en nuestro país, deje de ser un recuerdo lejano y comience a perfilarse amenazadoramente como una realidad posible.

  8. Antonio Ortega Quevedo on November 25th, 2011 12:09 pm

    Pos vemos que el tal nueve se llama así que ni su nombre pone… poco cobardón el tal nueve…si dice que cambiamos con los años es que el tal nueve nos conoce…. sería bueno que diera la cara y no esconderse al amparo de un sobrenombre. Ya que nos conoce tanto ojalá de la cara el tal nueve…

  9. Antonio Ortega Quevedo on November 25th, 2011 12:56 pm

    Como critca el tal nueve el hecho de que JP no ponga su nombre completo???? Si el mismo se esconde a sí mismo…. Me da “Noroñas” el tal nueve…

  10. J Pablo on November 27th, 2011 11:07 am

    Sin duda el asi llamado nueve es estridente y muestra un punto de vista simpatico ( bastante adolescente, pero aun asi simpatico ) , al resto de los blogeros les digo que el “trollismo ” es dificil de erradicar …. …y le recuerdo al autonombrado Nueve que hay que sustentar lo que se dice, TAL COMO YO LO HIZE

    Salute

  11. J Pablo on November 27th, 2011 11:13 am

    Y ademas opino que se pudo haber buscado un pseudonimo mas original, no el nombre de una patetica pelicula de Tim Burton………..( Asumiendo claro que el ilustre Nueve sabe lo que es un pseudonimo…

    Abur





Spam Protection by WP-SpamFree

<< back to blogger